Comentarios:
3
jun

Píldoras de cine clásico (XVII): Taylor & Burton, Bogart, Bergman y Tarzán

Elizabeth Taylor y Richard Burton

1. Enfrascado todavía en el rodaje del biopic sobre Frank Sinatra, Martin Scorsese ya tiene nuevos proyectos en su agenda. La Paramount le ha encargado que dirija la adaptación del libro ‘Furious Love’, de Sam Kashner y Schenberger Nancy, donde se relata con pelos y señales la tormentosa relación entre Richard Burton y Elizabeth Taylor. A nadie se le escapa que a Scorsese el proyecto le va como anillo al dedo, ya que su pasión por la historia clásica de Hollywood es infinita. Lo que nos preocupa es que se empeñe en contratar otra vez a Leonardo DiCaprio; es un buen actor, sin duda, pero estamos un poquito hartos de que siempre vaya pegado a los pantalones de Scorsese. Esperaremos noticias.

2. Nuestra querida lectora Isabel nos avisa de que en la edición digital de ‘El País’ hay un artículo de Carlos Boyero sobre Humphrey Bogart. El motivo es que se acaba de publicar en España una nueva biografía del actor, ahora a cargo de Stefan Kanfer, que hasta la fecha ya había escrito libros sobre Lucille Ball, Groucho Marx y Marlon Brando. Aparte de decir que la biografía no le aporta nada nuevo, Boyero se lamenta de que los jóvenes de hoy en día no sepan quién fue Bogart, ni lo que supuso para el séptimo arte. Boyero, ilusamente esperanzado, asegura que en el futuro se repondrán las películas de Bogart y que será redescubierto. Ojalá, pero mucho nos tememos que el humo de sus cigarrillos va a quedar atrapado entre las paredes de las filmotecas o en los estuches de los DVD.

3. Curiosidad de la semana: Veronica Ralston, sobrina de Ingmar Bergman, ha escrito un libro según el cual su tío, el director de ‘El séptimo sello’, no era el hijo biológico de su madre. Para demostrarlo se ha basado en los análisis del ADN conservado en los sellos que Bergman pegó con su saliva. Según Ralston, el padre de Bergman tuvo una aventura con una mujer llamada Hedvig Sjöberg, a la que dejó embarazada; luego, aprovechando que su esposa dio luz a un niño muerto, pegó el cambiazo. Uno de los hijos de Bergman ya le ha quitado hierro al asunto, mientras que el escritor Henning Mankell, yerno del director, se ha mostrado así de escéptico: “No creo que Ingmar lamiera muchos sellos en su vida. Eso se lo dejaba a otros.”

4. Hace poco recordábamos las películas de Tarzán que rodó Maureen O’Sullivan al lado de Johnny Weissmuller. Pues bien, agarraros los machos porque la Warner Bros. Pictures ha anunciado que próximamente rodará tres películas más del Rey de los Monos. Y no serán las únicas: una productora alemana también va a rodar varias películas de Tarzán… en 3D. Aunque parece que los germanos se van a decantar por los dibujos animados en vez de por actores de carne, hueso y taparrabos.

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (Todavía no has votado)
Loading ... Loading ...
Tags: , , , ,
Comentarios:
6
may

Píldoras de cine clásico (XVI): MacLaine, Taylor y muchos adioses

Shirley MacLaine

1. Confesiones: Hace unos días Shirley MacLaine estuvo como invitada en el programa de Oprah Winfrey para presentar su decimocuarto libro, una especie de autobiografía titulada ‘I’m over all that and other confessions’ (‘Ya lo he superado todo y otras confesiones’). Y la verdad es que de confesiones estuvo llena la entrevista, porque MacLaine admitió que, durante su matrimonio con el productor Steve Parker, tuvo muchas relaciones con amantes, algunos de los cuales fueron “verdaderamente horribles”. No sabemos en qué categoría situaría a Robert Mitchum o Yves Montand, que se encuentran entre sus conquistas. Eso sí, MacLaine justificó su actitud porque era lo que todos los jóvenes hacían en los sesenta. Nada que ver con la MacLaine actual, de 77 años, completamente volcada en el estudio de la espiritualidad.

2. Tributos: El Festival Internacional de Cine de Ibiza ha anunciado que rendirá homenaje a Elizabeth Taylor durante la próxima edición del certamen, que se celebrará en la isla balear del 25 al 29 de mayo de 2011. Esta es la quinta edición del festival, que no ha querido olvidarse de la diva de ojos violetas, fallecida el pasado 23 de marzo. Además, el cartel del festival tendrá la imagen de Taylor; estará diseñado por Massi Ferrachi, fundador de Ibermaison, que se ha inspirado en una fotografía de la actriz tomada en 1955 y que ha sido cedida por la Getty Images Gallery de Londres.

3. Fallecimientos: Semana negra, pues han sido varias las personalidades relacionadas con el cine clásico que nos han dicho adiós. Para empezar, el macabro descubrimiento de que la actriz Yvette Vickers, ex modelo y protagonista de ‘El ataque de la mujer de 50 pies’, llevaba un año muerta en su casa sin que nadie se hubiera preocupado por ella. La policía sospecha que murió por causas naturales y el cadáver estaba momificado. Después nos enteramos del deceso de Jackie Cooper, de 88 años: fue el editor del ‘Daily Planet’ en ‘Superman’, pero también el primer niño nominado al Oscar, por su trabajo en ‘Skippy’ (1931). Y, por último, hemos tenido que despedirnos de Arthur Laurents, autor de los libretos originales de ‘West Side Story’, ‘La reina del vodevil’ y ‘Tal como éramos’. Tenía 92 años y había sido nominado al Oscar por el guión de ‘Paso decisivo’ (1977); película en la que, por cierto, salía Shirley MacLaine. ¡Descansen en paz todos ellos!

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (Todavía no has votado)
Loading ... Loading ...
Tags: , , , ,
Comentarios:
2
abr

‘Una mujer marcada’ (1960)

Una mujer marcada

Teníamos pendiente un post para cerrar la despedida a Elizabeth Taylor, en el que íbamos a repasar alguna de sus películas más conocidas. Y como ya hemos hablado anteriormente de ‘Un lugar en el sol’ (1951) o ‘De repente, el último verano’ (1959), esta vez nos hemos decantado por la primera película que le proporcionó el Oscar a la Mejor Actriz: ‘Una mujer marcada’ (1960). El segundo lo ganaría esa misma década por ‘¿Quién teme a Virginia Woolf?’ (1966); y el tercero, por su labor humanitaria, le sería concedido en 1994.

No esperéis, sin embargo, otro post lleno de alabanzas hacia la Taylor. Ella misma renegó en varias ocasiones de su trabajo en ‘Una mujer marcada’. Ni le gustaba la película, ni consideraba que su actuación hubiera merecido la estatuilla dorada; es más, achacaba la decisión de la Academia de Hollywood a un sentimiento de lástima por la reciente neumonía que acababa de mandarla al hospital. Yo, echando un vistazo a las actrices nominadas, me habría quedado con la Deborah Kerr de ‘Tres vidas errantes’ o la Shirley MacLaine de ‘El apartamento’.

‘Una mujer marcada’ se asemeja a un fallido y patético intento de adentrarse en ese mundo de perversiones, traumas infantiles y amores locos en el que tan bien se desenvolvía el maestro Tennessee Williams. Pero ni el autor de la novela (John O’Hara) tenía el talento de Williams; ni el director, Daniel Mann, era equiparable a un Stevens o a un Mankiewicz (a pesar de algún éxito de crítica anterior como ‘Vuelve, pequeña Sheba’). Al contrario: ‘Una mujer marcada’ es un melodrama del montón, a ratos un telefilme, que se olvida con la misma rapidez que desconectas tu reproductor de DVD.


Leer más

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (2 votos, Promedio: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Tags: , , , , , ,
Comentarios:
25
mar

Día 1 sin Elizabeth Taylor: resumen de prensa

Elizabeth Taylor

De todas las estrellas de cine clásico que han fallecido en los últimos dos años (y han sido unas cuantas: basta consultar los que se fueron en 2009 y en 2010), Elizabeth Taylor ha sido que la mayor repercusión ha tenido en los medios de comunicación. Supongo que se debe a su innegable talento como actriz y a su belleza, pero también a sus numerosos matrimonios, sus peleas con Richard Burton, sus amistades con Rock Hudson o Michael Jackson, su impulsiva (cuando no destructiva) personalidad, etc.; hechos que le han convertido en un personaje recurrente para la prensa del corazón. En fin, se ha escrito tanto de ella en las últimas 48 horas que hemos querido completar su necrológica con fragmentos de escritores, críticos de cine y periodistas que le han dedicado reportajes y columnas de opinión. Os ponemos también los enlaces por si queréis consultar los artículos en su fuente original:

– Es curioso el caso de Pedro Almodóvar, que le ha dedicado dos artículos en los dos periódicos generalistas de mayor difusión nacional: ‘El Mundo’ y ‘El País’. Se repiten los elogios, pero el texto es diferente. El del periódico de Pedro J. se titula ‘Pura pasión’ y destaca a la Taylor de ‘La gata sobre el tejado de zinc’; en el de ‘El País, titulado ‘Maggie, la eterna’, Almodóvar resalta que Taylor siempre estuvo por encima de la vulgaridad y que fue un icono de la moda, “ingeniosa, vital, inconformista” y con “sentido del humor”. Y en ambos textos recuerda que la diva fue una firme defensora de los derechos de los homosexuales y una luchadora contra el sida.

– Sin salirnos de ‘El País’, el crítico Carlos Boyero, muy en su línea, escribe que Taylor es una “musa ancestral entre homosexuales de cualquier época” y la califica como una volcánica folladora de tíos al nivel de Judy Garland, Edith Piaf, Madonna o Lady Gaga [sic]. También dice que tenía muchas similitudes con Ava Gardner, pero que mientras Ava buscaba saciar su “vitalista, sensual y alcoholizado organismo”, Liz era más estratégica: “Solo la imagino apareándose con individuos famosos o anónimos, pero todos ellos en posesión de millones de dólares.” Una página más allá, la escritora Maruja Torres apunta que Liz “fue buena actriz, digo, pero era tan guapa que no podíamos verlo” y hace un somero repaso de sus ocho matrimonios.


Leer más

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (Todavía no has votado)
Loading ... Loading ...
Tags:
Comentarios:
24
mar

Elizabeth Taylor, faraona del melodrama

Elizabeth Taylor

“El éxito es un magnífico desodorante: elimina los olores del pasado.”

Hace sólo unos meses, el verano pasado, Elizabeth Taylor se cabreó bastante porque Hollywood planeaba un biopic sobre ella. Se decía, incluso, que Angelina Jolie sería la encargada de meterse en su piel. Taylor se indignó tanto con la noticia que publicó en su perfil de Twitter una frase lapidaria: “Nadie va hacer de Elizabeth Taylor salvo la propia Elizabeth Taylor. Al menos no hasta que me muera, y por ahora me divierte demasiado estar viva.” Seguramente, al escribir estas palabras, no sospechaba que su final estaba tan cerca. ‘Liz’ nos ha dejado este miércoles 23 de marzo, víctima de un infarto, a los 79 años. Ha fallecido en la cama del hospital donde llevaba dos meses ingresada.

Condensar en un humilde post la vida y milagros de esta auténtica diva del cine clásico es humanamente imposible. Y menos a estas horas de la noche, cuando todos los medios de comunicación ya han sacado de la nevera las necrológicas que habían preparado vaya usted a saber hace cuánto tiempo (por cierto: olé a TVE por el montón de imágenes de filmoteca que han utilizado para el reportaje del Telediario). Pero, en fin, vamos a intentarlo.

La niña vino al mundo el 27 de febrero de 1932 en Londres, de padres americanos. Era preciosa: morena, con los ojos de color violeta. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, la familia aterrizó en Los Ángeles y allí fue donde la pequeña Elizabeth sacó partido a su mirada. Tras probar con la Universal, en 1943 fue contratada por la Metro y se convirtió en Priscilla, la amiga de Lassie. Su carrera en el cine acababa de comenzar pero, antes de que terminara la década, también logró ser la Amy de ‘Mujercitas’ (1949) y la hija de Spencer Tracy en ‘El padre de la novia’ (1950). Estas películas fueron el preludio de lo más granado de su filmografía.

En los años cincuenta, Elizabeth Taylor se alzó con el título de reina del melodrama. Suele destacarse ‘Un lugar en el sol’ (1951) como la película con la que se hizo adulta en el séptimo arte; pero lo mejor se concentra en la parte final de la década, con ‘Gigante’ (1956), ‘El árbol de la vida’ (1957) y dos adaptaciones de las obras de Tennessee Williams ‘La gata sobre el tejado de zinc’ (1958) y ‘De repente, el último verano’ (1959). Especialmente en estas dos últimas demostró saber sufrir delante de la cámara, comportarse como una mártir cuando tenía que serlo y sobrepasar los límites de este ya de por sí exagerado género cinematográfico.


Leer más

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (Todavía no has votado)
Loading ... Loading ...
Tags: ,
Comentarios:
22
sep

‘De repente, el último verano’ (1959)

De repente, el último verano

De entre todas las incendiarias, pasionales, sofocantes y perversas obras de Tennessee Williams, ¿es ‘De repente, el último verano’ la más escandalosa de todas? Es difícil asegurarlo, pero bien podría serlo. Porque en este relato de la locura adaptado al cine por su amigo Gore Vidal, en este sueño macabro con presuntas locuras y medias verdades, hay sitio para la homosexualidad, el incesto, la prostitución, la crueldad y hasta para un inusual hábito social que pocas veces se ha proyectado en la gran pantalla; hábito que no vamos a mencionar aquí para no estropear la macabra sorpresa que Joseph L. Mankiewicz cocina a fuego lento, siguiendo paso a paso la receta de Williams, durante 109 minutos.

Como pasa con la fantasmagórica Rebeca de la novela de Daphne du Maurier o con la onírica Laura de Vera Caspary, Williams juega con un protagonista invisible; un muerto que, por diferentes motivos, no deja de atormentar a los vivos y les arrebata el centro de interés. Ese personaje se llama Sebastian, pero nunca habla en primera persona, ni vemos su rostro, sino que lo construimos en nuestra imaginación a través de los relatos que narran su tía, la señora Violet Venable (Katharine Hepburn); su madre, Grace Holly (Mercedes McCambridge); y la última mujer que le amó -prima de sangre, para más inri: Catherine (Elizabeth Taylor).

El nexo del relato, la persona que actúa en nombre del espectador para desenmarañar el misterio de la muerte de Sebastian y las neurosis de sus allegados, es el doctor Cukrowicz (Montgomery Clift), un cirujano que se ha especializado en la arriesgada y morbosa práctica de la lobotomización. Es decir, que escoge a los pacientes del manicomio que no han respondido a los tratamientos para recuperar la cordura, les tumba en la camilla y les agujerea la cabeza para convertirles en zombis: menos problemáticos, más tranquilos y con breves instantes de lucidez que justifican la realización de estas operaciones a pesar de la precaria salud económica del hospital, dirigido por el enérgico señor Hockstader (Albert Dekker).

Es cuando menos irónico ver a Clift haciendo de cirujano cuando estaba recién salido de las operaciones de cirugía plástica a las que fue sometido para reconstruir su rostro, después de aquel accidente fatal del 12 de mayo de 1956, cuando empotró su coche contra un poste de teléfono tras salir de una fiesta en casa de Elizabeth Taylor. La tormenta interior que siempre pareció desencadenarse en los personajes de Clift -véase ‘De aquí a la eternidad’ (1953)- se agudizó todavía más a raíz del accidente. A veces incluso resulta incómodo seguir la mirada, los gestos y las expresiones de Clift, porque parece que con ellos arrastre un dolor terrible. Otro tipo de tortura fue a la que le sometió Joseph L. Mankiewicz porque estaba insatisfecho con su trabajo, aunque ahí estaban Liz y Kate para echarle un capote. Dicen que la Hepburn llegó a escupir en el rostro del director tras una escena especialmente tensa.


Leer más

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (2 votos, Promedio: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Tags: , , , , , , ,
Comentarios:
23
jul

“Nadie hará de Elizabeth Taylor mientras viva”

Elizabeth Taylor

Hace unos días supimos que Angelina Jolie iba a convertirse en la nueva Cleopatra cinematográfica, un personaje apetitoso que anteriormente ya han interpretado Claudette Colbert, Vivien Leigh y, por encima de todas, Elizabeth Taylor. Un duro reto para la Jolie, a la que personalmente considero una gran actriz -sólo hay que ver cómo la exprimió Clint Eastwood en ‘El intercambio’. Pues bien, ahora los rumores vuelven a unir los nombres de Angelina y Elizabeth, ya que se dice que la pareja de Brad Pitt podría encarnar a la diva clásica en un futuro biopic. Otra candidata sería Catherine Zeta-Jones.

Pero la Taylor ha decidido cortar por lo sano. En su perfil de Twitter ha publicado varios mensajes al respecto, dejando bien a las claras que ella jamás dará permiso para que alguien ruede una película sobre su vida: “He oído todo tipo de rumores, pero nadie va a hacer de Elizabeth Taylor salvo la propia Elizabeth Taylor. Al menos no hasta que me muera, y por ahora me divierte demasiado estar viva.” ¿Alguien se atreve a llevarle la contraria?

La teórica película sobre Elizabeth Taylor estaría basada en el libro ‘Furious Love’ de Sam Kashner y Nancy Schoenberger, obra en la que lógicamente también tiene un papel protagonista Richard Burton, su tercer marido, con el que estuvo casada dos veces: del 15 de marzo de 1964 al 26 de junio de 1974 y del 10 de octubre de 1975 al 1 de agosto de 1976. Entre los actores candidatos a hacer de Burton estarían Russell Crowe, Clive Owen y Colin Farrell (yo a Crowe lo veo, la verdad); mientras que el director mejor colocado sería Mike Nichols, el brillante responsable de ‘El graduado’, ‘Closer’ o ‘La guerra de Charlie Wilson’.

Seguiremos informando pero, de momento, todo son rumores y más rumores.

Vía | IMDb

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Tags: ,
Comentarios:
3
jun

Píldoras de cine clásico (II)

Richard Burton y Elizabeth Taylor

1. Gladys Trudy García, una de nuestras fieles seguidoras, nos escribe desde Ecuador para recomendarnos un artículo publicado en ‘El Mundo’ sobre la tormentosa relación entre Richard Burton y Elizabeth Taylor. El artículo viene a cuento de que Liz ha cedido la correspondencia amorosa de su dos veces marido a Sam Kashner y Nancy Schoenberg, autores de un libro que detalla el romance con pelos y señales. Se titulará ‘Furious Love: Elizabeth Taylor, Richard Burton and the marriage of the century’ y podrán leerse frases tan profundas como ésta: “Tú eres probablemente la mejor actriz del mundo, lo que junto a tu extraordinaria belleza te hace única.” Saldrá a la venta el próximo 15 de junio en Estados Unidos. Estaremos atentos a las reseñas que publiquen los diarios norteamericanos.

2. Este jueves ha muerto Rue McClanahan, una de las protagonistas de serie ‘Las chicas de oro’ (en concreto la que aparentaba ser más joven y se divertía seduciendo a los maduros millonarios de Miami). La verdad es que su relación con el cine clásico es casi inexistente, pero se debe destacar, aunque sea por curiosidad y mala leche, su único largometraje como protagonista: ‘Walk the Angry Beach’ (1968), un producto destinado al público masculino hambriento de carne en el que McClanahan interpretó a una stripper que, en su intento por ser actriz, es pisoteada por la industria de Hollywood. Para ser justos también hay que decir que secundó a George C. Scott y Joanne Woodward en ‘El detective y la doctora’ (1971) y que tuvo una notable carrera teatral, siendo muy valorada como la Blanche de ‘Un tranvía llamado deseo’. Tenía 76 años, era vegana y coleccionó seis maridos y cinco divorcios. Descanse en paz.

3. Bande à Part y El Gato Producciones, con la colaboración de FNAC, han preparado para los próximos 28, 29 y 30 de junio (se puede elegir el día, pero siempre a las 19 h) una clase magistral sobre Historia del Cine y Lenguaje Cinematográfico. Irá a cargo de Luis Aller, director y profesor de la escuela de cine Bande à Part, además de escritor de artículos para la revista ‘Dirigido por’. El objetivo es dar un primer impulso a aquellos jóvenes que quieren hacer cine, que desean por encima de todo dirigir películas, pero que no saben por dónde empezar. La actividad se titula ‘Cine clásico & Cine moderno’, es gratuita y tiene plazas limitadas. Para apuntarse basta con visitar las webs www.bandeapart.org o tiendas.fnac.es/lilla.

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (Todavía no has votado)
Loading ... Loading ...
Tags: , ,
Comentarios:
24
jul

‘Un lugar en el sol’ (1951)

Un lugar en el sol (1951)

En 2005, Woody Allen dirigió una de las mejores películas de su extensa filmografía: Match Point. Aquella reflexión sobre las pasiones subterráneas, el bien y el mal, los deberes sociales y la hipocresía de la justicia, mereció sin duda la nominación al Oscar al mejor guión original, aupada por una sensual Scarlett Johansson (en su segunda mejor interpretación tras Lost in translation) y por los fragmentos de ópera de los que se nutría la banda sonora.

Anoche vi Un lugar en el sol por primera vez y la mayor parte del tiempo me recordó a Match Point. La situación, los personajes, el desarrollo de la trama… Con algunos matices, creo que la película de George Stevens tiene muchos puntos en común con la de Woody Allen. Sin embargo, Stevens se basó en la novela de Theodore Dreiser An American tragedy, que ya había sido llevada a la gran panatalla por Josef von Sternbeg en 1931.

Como ocurría en Match Point con Jonathan Rhys Meyers, el protagonista de Un lugar en el sol es un joven apuesto e introvertido que por cuestiones familiares entra a formar parte de la burguesía. Se trata de George Eastman (Montgomery Clift), sobrino del dueño de una multimillonaria marca de bañadores que causan furor en Estados Unidos. Eastman dejará de lado a su religiosa madre para escapar de la pobreza y ascender poco a poco en la compañía de su tío.

Al cabo de unos meses, Eastman inicia una relación con Alice (Shelley Winters), una humilde obrera de su mismo departamento que apenas tiene dinero para pagar el alquiler de su habitación. Su amor es clandestino porque las relaciones entre empleados están prohibidas, pero todo marcha bien hasta que aparece Angela Vickers (Elizabeth Taylor), una bella muchacha de clase alta, amiga de los Eastman, que roba el corazón de George. Y éste, en lugar de cortar por lo sano, alarga la mentira hasta que sucede lo inevitable: cuando quiere desprenderse de Alice, ésta le comunica que está embarazada.


Leer más

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (3 votos, Promedio: 4,33 de 5)
Loading ... Loading ...
Tags: , , , , ,
Comentarios:
27
ene

‘El mes de los Oscar’

Ya queda menos de un mes para la 81ª edición de los premios de la Academia de Hollywood, que se entregarán el próximo 22 de febrero en el teatro Kodak de Los Ángeles. Para ir haciendo boca, os ofrecemos este vídeo cortesía del programa radiofónico Lo que yo te diga y del impagable canal Turner Classic Movies (aunque, hablando de pagar, a ver si lo pasan a la TDT y puedo quitarme el Digital de una vez por todas).

El vídeo pertenece a un documental titulado El mes de los Oscar que repasa las imágenes más impactantes de cada edición, año tras año. Me he quedado con la de 1959 porque es la que cumple una cifra más redonda; hace 50 años que Vincente Minnelli triunfó con su musical Gigi. Se llevó nueve estatuillas y las telefonistas de la MGM lo celebraron contestando cada llamada de esta guisa: “MGIGIM, ¿digame?”.

También fue el año de Susan Hayward, que dio vida a una mujer condenada injustamente a la pena de muerte en Quiero vivir, de Robert Wise. Susan se impuso por un estrecho margen al ciclón Elizabeth Taylor, que había interpretado a la desquiciada esposa de Paul Newman en La gata sobre el tejado de zinc. Newman tampoco pudo saborear las mieles del triunfo, ya que su candidatura fue derrotada por la de Burl Ives, protagonista de Horizontes de grandeza.

En fin, si preferís consultar cualquier otro año aquí os dejo la ristra de vídeos que hay colgados en Youtube y que a buen seguro saciarán vuestra sed de Oscars durante una temporada.

1 Pluma2 Plumas3 Plumas4 Plumas5 Plumas (Todavía no has votado)
Loading ... Loading ...
Tags: , , , , , ,